|

Propiedades y cuidados de la albahaca

En el artículo de hoy hablaremos de una de las plantas aromáticas más conocidas: la albahaca. Fundamental para preparar deliciosas salsas como el pesto, también puede combinarse con cualquier tipo de plato para aportar un toque de sabor y frescor, como por ejemplo, una ensalada.

Pero su aportación culinaria no es todo. Además ofrece grandes propiedades y ventajas para nuestro organismo:

Propiedades de la albahaca:

  • Estimula el apetito y facilita la digestión. Una infusión de esta planta ayuda a aliviar la sensación de pesadez estomacal gracias a su aportación de vitamina B1.
  • Refuerza los huesos y dientes gracias a su alto contenido en calcio.
  • Alivia las molestias de los síntomas premenstruales gracias a sus propiedades diuréticas y antiespasmódicas.
  • Modera el sistema nervioso y muscular debido a su gran aportación
  • Contiene propiedades analgésicas que ayudan a solucionar problemas nerviosos, pero también resulta ideal para el tratamiento del acné o la cicatrización de heridas.
  • Ayuda a combatir la ansiedad y el insomnio.

 

Cuidados de la planta de albahaca

En los centros de jardinería afiliados a Grupo Jardín podrás la planta de albahaca tanto en maceta como en semillas. Acércate a tu centro más cercano y déjate asesorar por verdaderos profesionales de la jardinería.

¿Es fácil cuidar una planta de albahaca? Échale un vistazo a nuestros consejos:

  • Requiere de un riego elevado. La albahaca es una planta que necesita de una gran cantidad de agua durante su proceso de cultivo. La tierra debe permanecer húmeda pero debemos evitar el encharcamiento. Como solución a este problema, realiza unos agujeros en el fondo de la maceta para facilitar el drenaje.
  • Temperatura ambiental adecuada. Para un crecimiento ideal, evita ubicar a la planta en zonas frías o de muchas corrientes de aire. La temperatura recomendad es entorno a los 15-20 Cº.
  • Realizar un despunte de los tallos superiores. Este proceso facilitará el crecimiento de nuevos tallos para que nuestra planta sea más frondosa.
  • Cortar los capullos florales al final de los tallos. La albahaca es una planta de periodicidad anual, que una vez finaliza su clico, se seca y muere. Realizando estos cortes ayudaremos a retrasar este momento.

Publicaciones Similares

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.